PASCUA, Sangre, Celebración y Milagros – Dios nos exenta y nos hace libres

Domingo 25 de Marzo, Apóstol Moisés Tejeda

Cuando nosotros pecamos, por causa de la sangre de Cristo somos exentos. Merecíamos morir, pero él murió en nuestro lugar para hacernos exentos delante del Padre y vivir libres.

La Pascua nos hace exentos, porque fue derramada una sangre, los primogénitos de los Egipcios tuvieron que morir y los primogénitos del pueblo de Israel también podrían haber muerto, sino se hubiera sacrificado ese cordero, pero como fue sacrificado el cordero, y su sangre fue puesta sobre la casa, los primogénitos de los Israelitas no murieron, sin embargo las casas de los Egipcios no tenían la marca de la sangre y cuando paso el ángel de la muerte acabo con todos ellos y no solo con los hijos, también con el ganado.

Por eso el pueblo de Israel celebra su libertad y el haber quedado exentos de la esclavitud, de pobreza y de enfermedad. Sí eso hace un cordero, un animal, cuanto más puede hacer la sangre del cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

¡ESTAMOS EXENTOS!

Porque hubo un cordero sin mancha llamado Jesucristo, que es nuestra Pascua, la cual estamos celebrando. Nos encontramos en una semana de preparación, dice la escritura: “siete días de preparación y santificación para celebrar la fiesta”, una de las ordenes es “no comer cosa leudada”, es decir -no contaminarnos, debemos de apartarnos de todo lo que no le agrada al Señor y pueda contaminar nuestras vidas.

Sí lo haces de esta manera, en estos días podrás ver cielos abiertos, hoy comienza tu libertad. Las fiestas son temporadas en donde Dios de una manera sobrenatural y soberana abre portales (Cielos Abiertos), en la Pascua Dios le abre los Cielos a su pueblo.

La bendición de Jehova es la que enriquece y no añade tristeza.

Ese negocio que estaba detenido, que no podías emprender, SE VA A ACTIVAR, el empleo que no se te había dado, ahora se te va a dar, esa enfermedad que se había resistido a pesar de que habías estado clamando, con los Cielos abiertos desaparece. Estarán sucediendo MILAGROS EXTRAORDINARIOS.

Él los hizo en la Pascua y los sigue haciendo, si leemos en la biblia, en cada fiesta que se celebraba, Dios hacia de forma SOBRENATURAL cosas asombrosas, en cada fiesta el Señor Jesús se presentaba, porque en cada fiesta hay una bendición especial, él dijo en el día del Pentecostes “si alguno tiene sed, venga y beba” y en Isaías 55:1. nos dice:

Todos los sedientos, venid a las aguas; y los que no tenéis dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad vino y leche sin dinero y sin costo alguno.

¿Por qué dice “sin dinero y sin costo alguno”?, Porque hay Cielos Abiertos. Siempre que estamos en una celebración tenemos Cielos Abiertos, por eso la Iglesia esta siempre celebrando su poder, su grandeza y su misericordia.

Otra de las ordenes que Dios dio al pueblo de Israel fue, no comer la sangre: “y fue orden del Señor y dijo: no comerán la carne cruda, no comerán la carne con la sangre, no comerán la carne ni cocida ni cruda, deberán poner la carne al fuego, porque en la sangre la vida está. Por eso cuando la casa esta cubierta con la sangre, esta cubierta con la vida y el poder de la vida destruye la muerte.

¡La sangre de Cristo esta viva! La sangre de Abel esta acusando a su hermano, pero la sangre de Jesús esta hablando a favor de nosotros.

Cuando el pueblo de Israel comió la carne del cordero, quedo exento de la enfermedad y la pobreza. Toda una nación que por cuatrocientos treinta años estuvo en esclavitud y pobreza, en un solo día obtuvo una transferencia de riquezas.

Hay Transferencia de Riquezas

Dijo el Señor que los tesoros escondidos están preparados para nosotros, así que si caminamos con Cielos abiertos vamos a recibir una transferencia, porque dice el Señor: “las riquezas de los impíos, son para los justos”, mientras ellos trabajan arduamente hasta el cansancio y amontonan riquezas, todo eso Dios lo tiene preparado, para los que le agradan a Él.

Finalmente les dijo que no tenían que guardar nada “no coman la sangre y quemen todo lo que sobre”, ¿por qué dice “quemen todo lo que sobre”? porque Él quiere decirnos, YO SOY MÁS QUE SUFICIENTE, dijo: no guarden nada. Y en cuarenta años en el desierto nunca le falto que comer al pueblo de Israel, todos los días tenían pan del Cielo. Hoy tenemos el pan del Cielo que se llama “Jesús”, el dijo: Lo que el pueblo de Israel comió en el desierto se acabo, pero he aquí, yo soy el pan que descendió del cielo, si alguno come de este pan, vivirá para siempre.

Lo que hay detrás de las celebraciones es, que  Dios a marcado una temporada en la cual todo lo que ha estado detenido, va a venir. Solo debemos celebrar y dar gracias.

Di “YO LO CREO, ESTA ES MI TEMPORADA”. 

La fiesta de la Pascua es un tiempo de visitación de parte de Dios para su pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *